Hace unos días tuve la oportunidad de ver en el cine la película de terror Saw 5. Para ello, antes de ver la 5 y dado que el género de terror no es de mi agrado total, pacté un día para ver en vídeo las entregas anteriores.

saw-5

En resumen, lo que puedo deducir de todo eso es que Saw  o simplemente El Juego del Miedo, me pareció fantástica y en general me gustó mucho la ideología de Jigsaw, pero no por las torturas que practica, sino porque es una película de terror en donde se le da la oportunidad al asesino de explicar las causas de su comportamiento. En pocas palabras, y no es que lo esté justificando, Jigsaw tiene una filosofía detrás muy sólida, compacta y estructurada, algo de lo que carecen algunos de los asesinos más importantes del mundo del cine.

Pero, si bien pensé que Saw 5 sería el final (se está preparando otra), dista mucho de la primera y solamente nos ofrece una serie nuevas e ingeniosas “pruebas” a la que serán sometidos los elegidos de Jigsaw, aquellos que le deben algo a la sociedad y aún no han sido castigados, ni lo serán, pero que serán ellos los que ejerzan la elección de seguir viviendo o no.

Por otro lado, si bien con la 3, la 4 y la 5 ya quedó claro por qué Jigsaw comete esos asesinatos con una ideología detrás, creo que continuar la saga hasta la 6 es un exceso y los remates finales de cada una de las películas secuela, incluyendo la 5, ya no son tan efectivos como lo fue en la primera entrega.

En líneas generales, esta es una película que solamente interesa en la medida de que vemos las nuevas “pruebas” que Jigsaw ha pensado e ingeniado, de allí, nada más es interesante en esa película.