Entre los últimos títulos del cine de terror hecho en España (aunque sea una co-producción con Francia), destaca de manera notable Errementari, o también llamada Errementari: El herrero y el diablo, película dirigida por Paul Urkijo Alijo con guión de Asier Guerricaechevarría y Paul Urkijo Alijo y un reparto formado entre otros, por Kandido Uranga, Eneko Sagardoy, Uma Bracaglia, Itziar Ituño, Ramón Agirre, y Josean Bengoetxea.

La película, se plantea en una atmósfera y una trama que te atrapa desde su primer minuto: Diez años después de la primera Guerra Carlista de 1833, un comisario del gobierno llamado Alfredo investiga un suceso en un pequeño pueblo de Álava que le llevará a descubrir una siniestra herrería en lo más profundo del bosque, donde vive un herrero llamado Patxi. Todos los aldeanos de la zona llevan años contando oscuras historias sobre Patxi, al que pintan como alguien huraño, solitario e incluso un ladrón y asesino, conectado con el diablo, pero todas esas leyendas parece que cambian cuando una niña huérfana llamada Usue se cuela en la misteriosa herrería, desvelando la terrible verdad que se esconde tras Patxi el Herrero.

Errementari es un ejercicio sincero de fantasía y terror a partes iguales. Una obra que muchos pueden comparar incluso con algunas de las obras de Guillermo del Toro, y que persigue la fascinación de quien lo ve todo a través de una mirada infantil. Puede que la trama al comienzo se plantee algo oscura, con los ecos del pasado y como la guerra afecta a la población incluso pasados los años, pero es la presencia de la joven Usue la que nos permite ver más allá y sobre todo encontrar algo de esperanza. Puede que la luz apenas se vea en Errementari, que en ocasiones incluso se asemeja a clásicos del género como Frankenstein, pero dentro de sus escenas oscuras y otras a la luz del fuego, descubrimos un film que depara muchas sorpresas.

Producida por Pokeepsie Films, empresa de Álex de la Iglesia y su esposa, Carolina Bang, Errementari se acerca con demasía a la novela gótica, ya hemos mencionado a la criatura de Frankenstein, pero en su caso es un cuento de terror que de hecho es muy popular entre los niños del País Vasco; el cuento de un herrero herrero más terco que el propio demonio, el cuál no pudo llevárselo al infierno aunque ya le había vendido su alma.

En su narrativa para la gran pantalla, la película no se limita al mito o a la leyenda del herrero y el demonio, sino que va más allá. El papel de Usue es esencial para relacionar el auténtico mensaje de la película con lo que vemos en pantalla. El amor, puede cambiar a las personas, o solo el amor y la inocencia son capaces de hacernos ver más allá de lo que tenemos delante. Solo la joven protagonista es capaz de ver que el herrero tiene un corazón y con ello darle esperanzas a un pueblo que vive todavía sumido en el caos, la desesperación, la no tolerancia y sobre todo, el miedo.