Dirigida por André Øvredal y escrita y producida por Guillermo del Toro ha llegado a nuestros cines Historias de miedo para contar en la oscuridad (Scary Stories to Tell in the Dark). En ella encontramos a un grupo de adolescentes a los que un libro está atemorizando: todas las historias de terror que se escriben en él, suceden de verdad. Pero ocurre algo peor…las historias se escriben solas y cada vez hay más.

Las historias de siempre, los monstruos de siempre

Ya en el tráiler pudimos ver el sello personal de Guillermo del Toro con lo que parecían ser criaturas terroríficas y deformadas. Y este era el principal aliciente de esta película de terror que aun llevando las historias clásicas de miedo podía sorprender con monstruos diferentes. Sin embargo, esto no pasó.

Al margen de una de las historias en las que vemos a una criatura deforme casi como si fuese un peluche que absorbe en su cuerpo a sus víctimas, el resto de las historias no tienen monstruos originales: espantapájaros que reviven, una plaga de arañas, un zombie…nada nuevo en el panorama del terror.

La trama tampoco convence ni aporta nada innovador: ni la historia ni sus protagonistas. Solo tiene algunos puntos de lucidez cuando se centra en la historia del personaje protagonista para describirlo como una niña que siente pasión por las historias de terror y sueña con ser escritora. Aunque el estreno de la película ha corrido tan mala suerte de juntarse con el estreno de Ghostland en la que también veremos a una escritora de historias de terror…

Aquí os dejamos el tráiler de Historias de miedo para contar en la oscuridad, por si os animáis a verla.