Aunque parece que el género del terror vive ahora un “boom” gracias a títulos recientes como Get Out o La Noche de Halloween, lo cierto es que los amantes al miedo, las pesadillas, la sangre y las vísceras, han podido disfrutar de títulos memorables a lo largo de todos estos años. Si eres nuevo en esto de ver películas de terror y quieres descubrir esos títulos imprescindibles, no te pierdas entonces este listado en el que enumeramos, Las películas de terror más recomendadas de la historia.

La novia de Frankenstein (1935)

No hay muchas secuelas que realmente superen a un gran original. Películas como El Padrino 2 o Terminator 2 son ejemplos raros de esa hazaña. Ciertamente, La Novia de Frankenstein de James Whale merece ser mencionada como una de las mejores películas de terror y una de las más recomendadas del género. Tras Frankenstein de La novia de Frankenstein de prosigue la narrativa del Dr. Frankenstein y su criatura incomprendida. Frankenstein está dispuesto a olvidar su tortuoso crimen de reanimar a los muertos, pero su antiguo mentor, el Doctor Septimus Pretorius, tiene otros planes en mente. Quiere continuar el trabajo de Frankenstein y crear una Novia para la criatura de Frankenstein. La película toca las mismas notas que el original, pero continúa la historia de una manera orgánica que tiene mucho sentido. Esta es la joya de la corona de las películas de “Universal Monsters” y una ingeniosa secuela que seguramente te habrán recomendado en alguna ocasión así que no te la deberías perder.

La Cosa (1972)

También entre las películas de terror más recomendadas en la historia del cine, seguramente habrás oído hablar de La Cosa, de John Carpenter con Kurt Russell como protagonista. Ignorada en su estreno, como a veces ocurre con las grandes obras de arte, la película hace ya mucho tiempo que es venerada por el clásico que es y no deja de ser recomendada. Se centra en un grupo de investigadores antárticos que se encuentran con una criatura alienígena que cambia de forma.

Ya digamos que es una nueva versión o simplemente como una nueva adaptación de la historia corta de John W. Campbell Jr., la película sigue siendo una obra maestra.

Tiburón (1975)

Corría mediados de los 70 cuando un joven y apenas conocido Steven Spielberg dirigió Tiburón, hasta la fecha un film que llevaba años intentando sacar adelante y que marcaría a toda una generación. Muchas son las personas que recomiendan el visionado de Tiburón, y pocas las que acaban superando el “trauma” de meterse en el agua pensando que un tiburón acecha tras ver la película.

La trama de la película es sencilla: en un pequeño pueblo del Este de Estados Unidos, un enorme tiburón ataca a varias personas. Roy Scheider y Richard Dreyfuss lideran el reparto de una película que te mantiene en tensión todo el rato, gracias a su historia, su temido escualo y como no, la increíble banda sonora de John Williams.

La Noche de Halloween (1978)

La Noche de Halloween fue una de las películas más taquilleras del 2018, pero no debemos confundirla con la primera de la saga que curiosamente lleva el mismo título y que es también de esos títulos de terror que suelen recomendarse. A finales de los años 70, el director John Carpenter fue contratado para dirigir una película de terror que pretendía tener el mismo impacto que El Exorcista. Con la ayuda de su novia Debra Hill, Carpenter se puso a trabajar en un guión titulado The Babysitter Murders. Afortunadamente, ese horrible título fue desechado y reemplazado por Halloween (En España La Noche de Halloween) y nació una leyenda.

Michael Myers es el villano de Halloween, pero la película no trata tan solo de un asesino en serie sino de lo que representa. Michael es maldad pura, y unamaldad pura que no necesita ningún motivo y no se puede detener. Este era solo su tercer largometraje, pero Carpenter demostró que ya había dominado el oficio.

Amanecer de los muertos (2004)

Amanecer de los muertos cierra este listado de las películas de terror más recomendadas. Un film de Zack Snyder que versionó el clásico de 1978 de George A. Romero y que rápidamente se convirtió en uno de los títulos del género. Un película de zombis, que aunque no plantea nada que no hayas visto antes, presenta una impecable facturación a base de sustos, sangre y los zombis más rápidos que hayas visto nunca.